Omega 6 ¿Para qué sirve?
Puntúa este post

El Omega 6 es un tipo de aceite poliinsaturado vital para nuestro organismo. Sin embargo el cuerpo por sí mismo no produce estos ácidos esenciales. Siendo necesario su obtención a través de los alimentos. Existen varios tipos de omega 6, entre los más importantes está el ácido linoleico, ácido alfa linolénico, ácido araquidónico, entre otros. Ahora bien, el Omega 6 ¿Para qué sirve?

El omega 6 al igual que el omega 3 y el omega 9, es una grasa que ofrece un sinfín de beneficios para la salud; al ser considerado un ácido graso de buena calidad tiene múltiples propiedades que influyen positivamente en casi todo nuestro organismo.

Y uno de los principales beneficios que ofrecen este tipo de ácidos grasos insaturados es que ayudan a cuidar el corazón y el sistema cardiovascular.  A su vez ayuda a mejorar el colesterol en las personas; estableciendo un equilibrio en los niveles de los triglicéridos. Esta propiedad también la tiene el omega 3.

Asimismo, el omega 6 sirve para: mejorar las transmisiones nerviosas; estimular el funcionamiento neuronal y nervioso; mejorar el sistema inmunológico; mejorar la circulación de las membranas celulares; entre otros que desarrollaremos más adelante con mayor profundidad.

Omega 6: Alimentos

alimentos con omega 6

Los ácidos grasos omega 6 se encuentran sobretodo en alimentos de origen vegetal; muy por el contrario del omega 3 que las principales fuentes son los alimentos de origen animal (carnes y pescados).

Sin embargo, expertos opinan que el omega 6 se destaca por ser más abundante. Solo basta llevar una alimentación equilibrada para obtener la dosis que nuestro cuerpo necesita.

Resaltando lo anterior expuesto, te mostraremos los alimentos de origen vegetal que contienen una buena cantidad de Omega 6. Y entre los más destacados por su alto contenido es el aceite de cártamo (6 grs de omega 6 por cada 100ml de aceite), el cual no se consume como alimento si no como suplemento o como ingrediente adicional para algunas preparaciones.

Por otra parte, el omega 6 se encuentra en los aceites como: el de girasol, maíz, soja, sésamo, onagra, coco, oliva, hígado de bacalao, entre otros. También contienen omega 6: las semillas de borraja, uvas, zanahorias, semillas de sésamo, ajos, cereales y granos integrales, semillas de girasol, legumbres, nueces, aguacate, cacahuates, mantequillas, almendras, avellanas, pistachos, anacardos, atún en aceite vegetal, huevos.

Dosis recomendada de Omega 6

  • Hombres: entre 12 a 17 gramos al día.
  • Mujeres: entre 9 a 12 gramos al día.
  • Embarazadas y lactantes: al menos 13 gramos al día.

En la mayoría de las personas es suficiente con añadir alimentos ricos en omega 6 en la dieta para alcanzar los niveles óptimos que el cuerpo necesita. Sin embargo, en casos especiales es necesario acudir a la suplementación de omega 6, pero para esto es imprescindible que un médico lo apruebe.

Beneficios del Omega 6

beneficios del omega 6

  • Los ácidos grasos omega 6 son fundamentales para prevenir enfermedades cardiovasculares. Ayuda directamente a prevenir: la formación de coágulos en las arterias, anginas de pecho, ataques cardíacos, entre otros.
  • Este tipo de ácidos ayudan a combatir el colesterol malo en el organismo y a regular los triglicéridos.
  • El omega 6 influye en la formación de membranas celulares y hormonas. Además influye en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.
  • Incluso el omega 6 es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, cumpliendo importantes funciones cerebrales y de comportamiento.
  • Este aceite poliinsaturado combate enfermedades inflamatorias como la artritis. Tienen la propiedad de reducir los niveles de prostaglandinas que son las encargadas de los procesos inflamatorios.
  • También es recomendado en las mujeres que entran en la menopausia y quieren controlar los síntomas.
  • Por otra parte, también aporta beneficios para el cuidado del cabello, dándole fuerza y vigor. Puede llegar a estimular el crecimiento del cabello.
  • El omega 6 es un excelente aliado para prevenir el dolor durante el periodo menstrual en las mujeres. Asimismo ayuda a mejorar el funcionamiento del aparato reproductor femenino y masculino.
  • Igualmente, el omega 6 es recomendado en personas con diabetes ya que ayuda a mantener equilibrados los niveles de insulina en la sangre.

Omega 6 y Omega 3

omega 3 y omega 6

Anteriormente mencionamos la importancia del consumo de ácidos grasos esenciales, es decir, aquellas grasas imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pero que él mismo es incapaz de fabricar por sí solo. Esas grasas como el omega 3 y omega 6 que debemos obtener de los alimentos.

Estas grasas son necesarias para que nuestro cuerpo produzca hormonas; para que forme las membranas que protegen las células; y simplemente porque esas grasas son la materia principal que componen nuestro cerebro. Es por ello, que debemos elegir correctamente las fuentes de estas grasas  para que nos aporten todos sus beneficios.

Ahora bien, en relación al consumo en conjunto de estos dos ácidos grasos existe mucha confusión, pero lo que debemos tener claro es que el cuerpo necesita tanto omega 3 como omega 6. Sin embargo en lo que tenemos que tener cuidado es la proporción entre uno y el otro.

Y a pesar que todas las propiedades del ácido omega 6 son muy importantes, es necesario tener muy presente que se debe mantener una relación proporcional en relación a la cantidad consumida de ácido omega 3; ya que el consumo de omega 6 en exceso frente al consumo de omega 3 puede producir efectos secundarios como: la formación de trombos, afecciones del sistema nervioso, patologías cardiovasculares, diabetes, entre otros.

En este sentido, la proporción recomendada entre el  omega 6 y el omega 3 debería ser 4:1, es decir, 4 partes de omega 6 por 1 parte de omega 3. Sin embargo, actualmente esta proporción se encuentra entre 20:1; reflejando un consumo de omega 6 bastante elevado en comparación con el de omega 3.

Cómo equilibrar las grasas omega 6 y omega 3

Para recuperar el equilibrio entre estas grasas debemos empezar por eliminar de nuestra alimentación todos aquellos alimentos procesados que contengan un exceso de estos ácidos; que por lo general son de omega 6. Al realizar esta sencilla tarea disminuimos en gran cantidad el consumo de omega 6.

Asimismo, debemos aumentar nuestro consumo de omega 3 mediante una dieta equilibrada más natural, llena de alimentos de origen vegetal como las espinacas, frutas, semillas, frutos secos, cereales, entre otros.

Y una muy buena alternativa para asegurar la compensación de estos aceites es la de prepararnos un  pastel de chía como postre. Esta deliciosa receta te ayudará a ajustar el ratio entre los ácidos omegas; y a su vez te ayudará a mantener un buen tránsito intestinal.

Sabiendo esto, es importante que incorpores alimentos ricos en omega 3 y omega 6, manteniendo una dieta saludable, tratando en lo posible de no recurrir a alimentos procesados.

Fuentes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario