¿Para qué sirve el Ibuprofeno?
¿Para qué sirve el Ibuprofeno?
5 (100%) 1 voto

El ibuprofeno es un fármaco antiinflamatorio, antipirético y analgésico, pertenece al grupo de medicamentos sin esteroides o AINEs, usado comúnmente para tratar varios tipos de dolores. Por uso y costumbre es uno de los medicamentos que más se encuentran en los botiquines de todas las familias.

El ibuprofeno forma parte del conjunto de fármacos de antiinflamatorios de rápida acción, usados en su mayoría para aliviar dolores comunes. Básicamente, lo que hacen los AINEs es inhibir la enzima “ciclooxigenasa”, la cual se transforma en prostaglandinas y tromboxanos, causando inflamación en los tejidos musculares. Por lo que, el ibuprofeno frena la liberación de estas sustancias y alivia el dolor.

Además, este analgésico reduce los síntomas de fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, dolores dentales, dolores musculares, dolores menstruales, dolor tras una cirugía y dolores relacionados con la artritis reumatoide, la artrosis, las migrañas, la lumbalgia, la amigdalitis, los  cálculos renales, entre otros. Y por si fuera poco, también ayuda a tratar el acné debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Es importante mencionar que, el ibuprofeno no está indicado para tratar el resfriado común o gripe, ni funciona como antibiótico.

¿Cómo tomar ibuprofeno? Dosis recomendada

Cómo tomar ibuprofeno

Es recomendable tomar ibuprofeno durante las comidas para evitar daños gastrointestinales. De igual manera, a la hora de ingerirlo que sea el comprimido completo, dado que su cubierta ayuda a reducir daños al estómago, caso contrario, si se parte el comprimido se convierte en un fármaco más agresivo y puede provocar efectos colaterales en la zona estomacal.

En relación a la  dosis a tomar, es importante antes consultar a un médico para que determine la posología, el tipo de tratamiento y verifique si es seguro tomarlo en caso de estar con otro tratamiento médico.

La vía de administración más común es la oral (sobres, jarabes, gotas y comprimidos); sin embargo, también se puede administrar por el recto (supositorios) y vía intravenosa (solución inyectable). Normalmente en la administración oral, las dosis recomendadas son:

Para un adulto que presenta un dolor leve es de 400 mg cada 4-6 horas, dependiendo de la causa y la intensidad del cuadro. También está la presentación de 600 mg la cual supone un alivio del dolor más rápido; no obstante, la probabilidad de sufrir efectos secundarios aumenta.

Para un adulto con dolores menorreicos, el tratamiento debe comenzar al presentarse el dolor. La dosis recomendada es de 400-600 mg, cada 4-6 horas, dependiendo de la intensidad de los síntomas.

Y en un adulto que presenta inflamaciones, la dosis recomendada es de 1200-1800 mg por día, administrados en varias dosis. La dosis diaria no debe exceder los 2400 mg.

Por otra parte, el ibuprofeno no es recomendable para niños menores de 12 años. Y mucho menos, tomarlo en el embarazo. Tampoco es recomendable su administración en pacientes que presenten patologías cardiovasculares graves.

Dosis en niños

En el mercado existen medicamentos para niños cuyo principal activo es el ibuprofeno, pero solo tienen una concentración de 2% y es utilizado para bajar la fiebre en los niños. Sin embargo, no se recomienda usarlo en niños menores de 6 meses. Recuerda que ante cualquier duda, mejor ir al médico y seguir sus recomendaciones.

Beneficios del Ibuprofeno para la salud

beneficios del ibuprofeno

  • Alivia el malestar general y la fiebre: en presencia de malestar general causado por resfriado común, el ibuprofeno es el analgésico ideal para aliviar estos  síntomas. Sin embargo, antes de su consumo se debe descartar la presencia de dengue.
  • Cura la tuberculosis: diversos estudios médicos han logrado demostrar que el ibuprofeno y la aspirina ayudan a curar la tuberculosis. Por ser medicamentos antiinflamatorios, reducen toda inflamación presente en el organismo.
  • Combate la cistitis: en mujeres con cistitis el ibuprofeno actúa efectivamente, por lo que, el uso de antibióticos para esta afección podría no ser necesario.
  • Retrasa el envejecimiento: estudios científicos certifican  que una dosis regulada puede extender la vida algunas especies hasta en un 15% más. De ser útil para los humanos, las personas que cumplan con el tratamiento podrían tener 12 años más de vida.
  • Alivia el dolor de garganta: por ser un antiinflamatorio actúa directamente sobre la inflamación de garganta que causa tanto dolor y molestias.
  • Alivia los dolores menstruales: el tomar ibuprofeno antes y durante la menstruación, ayudará a calmar los dolores provocados por la contracción del útero.

Efectos secundarios y contraindicaciones del ibuprofeno

efectos secundarios ibuprofeno

Entre los efectos secundarios del ibuprofeno más recurrentes tenemos: ardor o acidez en el estómago, náuseas, mareos, estreñimiento y retención de líquidos.

Además, se pueden presentar otros síntomas como: pérdida de apetito, aumento inexplicable de peso, sarpullido, dolor de espalda, hinchazón en  diferentes partes del cuerpo, dificultad para respirar, palidez, cansancio, visión borrosa, orina turbia, rigidez en el cuello, confusión, agresividad.

El ibuprofeno puede provocar efectos  más graves sobre todo si se ingiere en elevadas dosis, como: úlcera péptica o insuficiencia renal, ataques cardiacos o derrames cerebrovasculares e infertilidad masculina.

Dolor de cabeza: ¿Ibuprofeno o paracetamol?

ibuprofeno o paracetamol

De igual manera, el paracetamol pertenece al grupo de fármacos sin esteroides o AINEs, por lo que sus beneficios y contradicciones son muy similares a los del ibuprofeno. Sin embargo, existen varias diferencias entre estos dos medicamentos.

Por ejemplo, en el caso de presentar dolor de cabeza por resaca, se recomienda el uso del ibuprofeno, ya que acelera la actividad del hígado y permite eliminar los tóxicos del cuerpo derivados del alcohol.

Mientras que el paracetamol es ideal para aliviar molestias iniciales y esporádicas en la cabeza, lo que hace es trabajar directamente en los receptores del cerebro y nervios para ayudar a aliviar el dolor. De igual manera, se recomienda tomar paracetamol en vez de ibuprofeno cuando se presenta fiebre.

Por lo que, la elección de cuál medicamento tomar va a depender del tipo de paciente y del problema a tratar.

Resumen clínico

  • Ibuprofeno: analgésico (dolor) + antipirético (fiebre) + antiinflamatorio (inflamaciones). Con posibles efectos secundarios gastrointestinales.
  • Paracetamol: analgésico (dolor) + antipirético (fiebre). Sin efectos secundarios, a menos que se abuse en su ingesta.

Fármacos relacionados con el Ibuprofeno

En el mercado existen otros medicamentos AINs muy populares como el diclofenaco, la cual realiza prácticamente la misma función que el ibuprofeno. También encontramos el ketorolaco, comúnmente usado en tratamientos para dolores causados por lesiones o cirugías. Por su parte el naproxeno, es un AINEs muy seguro y eficaz para aliviar el dolor por artritis. El enantyum  recomendado para los dolores músculo-esqueléticos postoperatorios.

Ibuprofeno y alcohol

ibuprofeno y el alcohol

Puede que se nos presente la disyuntiva en relación al ibuprofeno y su reacción con el alcohol. ¿Qué sucede si se toma ibuprofeno y luego se ingiere alcohol? Aunque a veces no le demos la importancia merecida, la regla es que estas dos sustancias no deben mezclarse. Su combinación se vuelve peligrosa para la salud, aumentando los efectos secundarios.

Y uno de estos es que puede provocar grandes molestias gastrointestinales. El alcohol aumenta las pequeñas lesiones que producen los antiinflamatorios en la mucosa gástrica. Si se hace frecuentemente, podría ocasionar hemorragias y desgarros en el estómago.

Caso contrario, ¿Qué hacer si se ha bebido alcohol y duele la cabeza? Los médicos recomiendan para este caso, hidratarse lo mejor posible, tomar mucha agua, bebidas isotónicas y jugos de frutas ricas en vitaminas y minerales para recuperar los niveles de las mismas; reponer el azúcar ; y eliminar las sustancias tóxicas de nuestro organismo.

Si la resaca persiste, el descanso y sueño es otra buena recomendación para disminuir los síntomas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario