¿Para qué sirve el Zinc?
Puntúa este post

El zinc es un mineral indispensable para nuestro organismo.  Pero ¿Para qué sirve el Zinc? Es llamado como un “elemento de traza esencial” ya que está presente en el cuerpo, pero en muy poca cantidad. Dado que el cuerpo no tiene capacidad de almacenar demasiado zinc, debe consumirse de manera regular a través de una rica y balanceada alimentación. En el caso de presentar deficiencia de zinc se puede recurrir a los suplementos.

Este mineral se encuentra principalmente en los músculos más fuertes del cuerpo, en las partes donde existen altas concentraciones de glóbulos blancos y rojos, además en las retinas, los riñones, el hígado, el páncreas, los huesos y la piel. Por lo general una persona posee entre 2-3 gramos de zinc en su cuerpo.

Beneficios del zinc

Entre los beneficios que aporta el zinc a nuestro organismo tenemos que: contribuye en el funcionamiento del sistema inmunológico; es perfecto para el tratamiento del resfrío común e infecciones recurrentes de las vías respiratorias superiores y como preventivo para las infecciones de las vías respiratorias inferiores.

Por otra parte, también contribuye a mejorar el crecimiento y la salud de los niños que presentan carencia de zinc. Ayuda a controlar la diabetes, acelera el metabolismo, contribuye en la curación del acné y heridas.

Es sabido que, el zinc también se ingiere para prevenir el cáncer de esófago, colorrectal, de estómago y cerebro. Es súper útil en el embarazo, el cuidado del cabello, para la la ceguera nocturna, la pérdida del apetito y muchas otras afecciones comunes.

Es importante destacar que, la carencia de zinc puede ser la causa principal de baja estatura. Así mismo, disminuye la capacidad de saborear los alimentos, la cicatrización de las heridas se vuelve lenta y además ocasiona el mal funcionamiento de los testículos y los ovarios.

Partiendo de todos los beneficios que otorga el Zinc, también debemos saber cuáles son las principales fuentes de zinc.

Alimentos ricos en Zinc

alimentos con zinc

Son muy pocas las personas que están pendiente del consumo necesario de minerales, la mayoría se preocupa por incorporar en sus dietas las vitaminas, proteínas e incluso están muy pendiente de no consumir grasas de más, pero no le dan la importancia merecida al consumo de minerales como, por ejemplo, el zinc. Un error garrafal y casi imperdonable, por lo cual saber cuáles son los alimentos con zinc, se convierte en nuestra mejor herramienta para mantener los niveles adecuados de este mineral.

A pesar que el zinc se encuentra en muchos alimentos, existen algunos como las carnes rojas que aportan un porcentaje considerable de zinc; los alimentos de origen vegetal también contienen zinc, pero en cantidades menores. 

Lista de alimentos ricos en zinc

  • Mariscos: las ostras son la principal fuente de zinc, tienen un alto aporte (80grs de ostras contienen 38 mg de zinc).
  • Hígado de ternera: es la segunda mejor fuente de zinc en cuanto a contenido. Una ración de hígado aporta el 80% de las necesidades diarias. Además es rico en vitaminas y otros minerales.
  • Carnes: la carne de res o ternera tiene un alto contenido de zinc, cubre el 70% de la cantidad diaria necesaria (130 grs de carne de res contiene 4.0 mg de zinc). La carne de pollo y pescado también contienen zinc, pero en bajas cantidades (180 grs de carne de pollo o pescado contiene 1.5 mg de zinc).
  • Semillas de calabaza: son una fuente vegetal de zinc (20 grs de semillas de calabaza contienen 1.3 mg de zinc).
  • Nueces: uno de los frutos secos que más contienen zinc (100 grs de nueces contienen 4.0 mg de zinc).
  • Salvado de avena: cada 94 grs de salvado de avena contiene 2.9 mg de zinc.
  • Arroz integral: cada 40 grs de arroz integral contiene 1.0 mg de zinc.
  • Pan integral: cada 80 grs de pan integral contiene 1.6 mg de zinc.
  • Leche entera: cada 240 grs de leche contiene 1.0 mg de zinc.

Dosis recomendada

Al combinar estos alimentos de manera adecuada se logra cumplir con la cuota diaria de minerales. La cual en los adolescentes y mujeres es de 8 mg de zinc, mientras que en los hombres es de 11 mg diarios.

En caso de tener dificultad para absorber y procesar el zinc, se recomienda la ingesta de suplementos. Veamos a continuación cómo funcionan.

Zinc: Pastillas y Suplementos

El zinc es un componente fundamental para el buen funcionamiento celular. Y esta es la razón principal por la cual es consumido en forma de suplemento, la cual se pueden encontrar en forma de pastillas o cápsulas.

Los suplementos en pastillas o cápsulas aportan las siguientes propiedades:

  •         Funciona como antioxidante natural.
  •         Mejora el funcionamiento del sistema inmune.
  •         Disminuye la absorción de colesterol.
  •         Reduce la síntesis de radicales libres.
  •         Disminuye los estados depresivos.

En general, previene afecciones graves. Pero para su consumo correcto es recomendable consultar al médico especialista. Muchos de ellos vienen combinados con otras vitaminas y minerales, por lo que los efectos pueden variar.

En otro orden de ideas, el zinc tiene otras propiedades: ayuda a conciliar el sueño, es bueno para el cuidado del pelo, propiedades para adelgazar. Veamos cómo actúa en cada una de ellas.

Tomar Zinc antes de dormir  (Zinc y el insomnio)

La falta de zinc produce insomnio. Por lo que, el tomar zinc antes de dormir optimiza la calidad del sueño. Si quieres obtener un sueño reparador donde puedas librarte del cansancio acumulado durante el día es recomendable añadir los suplementos de zinc para que el efecto sea más preciso. La ingesta diaria de este ayuda a mejorar la calidad del sueño, lo que puede conducir a una liberación de la hormona del crecimiento más óptima.

Además tiene la propiedad de aumentar la cantidad de horas de sueño y el estado físico después del sueño. La dosis recomendada es de un suplemento diario, treinta minutos antes de dormir.

Zinc para el pelo

zinc para el pelo

El zinc es el segundo mineral más importante para nuestro organismo, después del hierro. Como ya sabemos, se encuentra en los principales órganos del cuerpo, así como en los músculos, testículos, piel, dientes, huesos y cabello; siendo indispensable para éste último, ya que con el zinc se logra realizar la síntesis de proteínas como el colágeno y la elastina, elementos primordiales para el crecimiento del cabello.

De igual manera, el zinc es usado como tratamiento para tratar la caspa aguda a través de la toma de suplementos, siempre y cuando sea prescrito por un especialista.

Por otro lado, el déficit de zinc afecta directamente al crecimiento del pelo, ocasionando la alopecia. Al presentarse una deficiencia de zinc, el cabello se rompe con facilidad, el crecimiento se vuelve lento y se queda sin brillo. Especialistas capilares sugieren, de igual manera, la ingesta de zinc para prevenir o retrasar la pérdida de cabello.

Además ayuda a mantener una piel sana, ya que esta utiliza el 20% del zinc del organismo y contribuye a su elasticidad.

Propiedades del zinc para adelgazar

El zinc juega un papel primordial en la pérdida de peso. Estudios científicos lo asocian a una disminución considerable del apetito, trayendo como consecuencia una baja de peso. Todo gracias a que de cierta manera la hormona grelina, la encargada de decirle al cuerpo cuando quiere alimentarse, es manipulada y le dice le manda mensajes al cerebro que todavía no es momento de alimentarse.

Además, el zinc ayuda a acelerar el metabolismo, tiene la capacidad de aumentar la energía que el cuerpo utiliza para quemar más calorías en menos tiempo, la cual ayuda a adelgazar rápidamente.

Zinc: Alimentos vegetarianos

alimentos vegetarianos con zinc

Anteriormente mencionamos que los alimentos de origen animal son las mejores fuentes de zinc, aunque los alimentos de origen vegetal también aportan zinc, no es suficiente para cubrir la dosis recomendada (8 mg por día para las mujeres y de 11 mg por día para los hombres).

Debido a ello, las personas vegetarianas deben acudir a otros métodos para cubrir la necesidad diaria. Uno de estos es la manera en que se preparan y procesan los vegetales para aumentar la absorción de los mismos y la otra es acudir a los suplementos.

Entre algunos de los métodos de preparación y procesamiento de los alimentos vegetarianos que ayudan a descomponer el complejo zinc-fitato, para que sea mejor absorbido, tenemos:

  • La germinación de granos, semillas y frutos secos.
  • El remojo de frijoles, semillas, cereales y frutos secos.
  • Levadura de cereales para preparar pan integral.
  • La fermentación de la masa para pan.
  • El tostado de frutos secos.

Alimentos vegetarianos ricos en zinc:

  • Germen de trigo tostado.
  • Frijoles.
  • Espinaca hervida.
  • Cereales.
  • Garbanzos cocidos sin sal.
  • Semillas de calabaza.
  • Cacao en polvo.
  • Champiñones hervidos.
  • Nueces y semillas.
  • Productos derivados de la leche (ricota descremada, yogurt sin grasa, queso suizo).

Usos del zinc en la vida cotidiana

El zinc (Zn) es un metal dúctil y maleable de color gris, pertenece a los metales de transición. Se encuentra en la corteza terrestre y ocupa el lugar 25 en relación a la abundancia de elementos.

Es usado para múltiples cosas en la vida, entre algunos de ellas tenemos: como revestimiento protector contra la corrosión atmosférica; como relleno en las llantas de caucho; como ungüento antiséptico; en aparatos de visión nocturna y en pantallas de televisión; procesos de galvanización; en la fabricación de puentes colgantes, techos de metal; en la fabricación de pilas de zinc y carbono, entre muchos otros.

Efectos secundarios del Zinc

efectos secundarios del zinc

A pesar de ser un mineral esencial para el cuerpo, su consumo en exceso puede ocasionar efectos secundarios preocupantes. Pero, ¿Cómo sabemos si se está en presencia de un exceso de zinc? Solo pasar el límite recomendado de zinc por día, no es suficiente para decir que se está incurriendo en un exceso, para esto se debe consumir más de 50 miligramos al día durante varias semanas, y es allí cuando empiezan a aparecer los siguientes efectos colaterales del zinc:

  • Diarrea
  • Somnolencia.
  • Letargo.
  • Vómitos frecuentes.
  • Dolor de estómago.
  • Irritación y mal sabor de la boca.
  • Escalofríos y fiebre.
  • Dolor en el pecho y problemas cardiacos.
  • Complicaciones con el tracto urinario.
  • Inflamaciones de garganta.

Debido a esto, es sumamente importante acudir al médico con el fin de poder valorar la toma adecuada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario