¿Para qué sirve la Vitamina E?
Puntúa este post

La vitamina E tiene una fama inmensurable, es llamada “la vitamina de la juventud” ya que entre sus propiedades más resaltantes está la reducción de los efectos que causa el tiempo en nuestros cuerpos. Su poder antioxidante, lucha contra los radicales libres que producen el envejecimiento prematuro.

¿Para qué sirve la Vitamina E?

La vitamina E pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles, es decir, se aloja en el tejido adiposo, en espera a que el organismo la necesite. Es también conocida como tocoferol, ya que en su composición se encuentra una mezcla de tocoferoles, entre el más importante el alfatocoferol.

Además recientes estudios confirman que altas dosis de vitamina E, ayudan a reducir el colesterol malo, además de aumentar el colesterol bueno.

Propiedades del Tocoferol o Vitamina E

Como ya sabes, se destaca por ser la vitamina de la juventud; sin embargo tiene otras propiedades y beneficios:

  • La vitamina E o tocoferol es un antioxidante que protege a las células de agentes externos como la contaminación, humo del tabaco y el estrés, principal factor del envejecimiento prematuro.
  • Previene infecciones, gracias a que tiene un papel activo en la inmunidad y aumenta el número de leucocitos.
  • Mejora la circulación de la sangre, baja los triglicéridos elevados, protege al corazón y evita la formación de  coágulos.
  • Estabiliza la producción de hormonas femeninas.
  • Previene el cáncer y la ateroesclerosis.
  • Evita fracturas en personas de la tercera edad.

Casi nunca es necesario tomarla como suplemento, ya que la dosis que aporta los alimentos que la contienen es suficiente. Sin embargo, algunas requieren esta presentación, veamos el por qué.

Vitamina E en capsulas

En el mercado existen diferentes tipos de suplementos de vitamina E, se diferencian en cantidad y forma. Aquí algunos de los factores a tomar en cuenta a la hora de tomar cápsulas de vitamina E:

La cantidad de vitamina E: en su mayoría los complejos multivitamínicos contienen unas 30 UI de vitamina E, mientras que las cápsulas de vitamina E contienen entre 100 y 1000 UI por unidad. Por lo que estas concentraciones sobrepasan la cantidad diaria recomendada. Debido a ello se vuelve necesario saber exactamente porque se está ingiriendo las cápsulas y cuál es la cantidad correcta.

La forma de la vitamina E: para saber cómo tomar cápsulas de vitamina E, debes estar muy pendiente de los productos que consumes y la cantidad que estos aportan; por supuesto antes de empezar a tomar las cápsulas deberás consultar a un médico especialista. Por lo general lo recomendado es 150 mg al día.

Es importante saber que el tomar cápsulas de vitamina E puede tener algunas contraindicaciones: aumenta el riesgo de hemorragia y durante una quimioterapia o radioterapia puede afectar su efectividad. Por tanto, es recomendable siempre notificarle al médico.

En otro orden de ideas, la vitamina E también es utilizada específicamente por los siguientes beneficios:

Vitamina E para el cabello

vitamina e para el cabello

El uso regular de Vitamina E puede ayudar a mitigar problemas como la fragilidad y caída del cabello, aspectos muy importantes que afectan nuestro aspecto físico.

La principal ayuda que aporta la vitamina E es reducir el efecto de los radicales libres que provocan, además del envejecimiento prematuro, el daño en el cuero cabelludo. Esta mantiene la salud de los funículos, mejorando la circulación sanguínea de esta zona y fortaleciendo el cuero cabelludo. También ayuda en el crecimiento del cabello. La vitamina E para el pelo ayuda en si  a disminuir los efectos de la alopecia.

Vitamina E para el rostro

vitamina e para el rostro

Si lo que buscas es un aliado para tu belleza y que te haga lucir más joven y radiante, o simplemente quieres hacer frente a las arrugas, puedes empezar con una pequeña dosis de Vitamina E aplicada directamente sobre la cara.

Por otra parte, la vitamina E es un excelente limpiador y tonificador de la piel. Hidrata la piel, dándole un aspecto radiante. Funciona excelente ante las quemaduras del sol, alivia los síntomas casi en su totalidad. Cura las cicatrices quirúrgicas, desde siempre ha sido elogiado por sus propiedades curativas. Contribuye a la eliminación de labios agrietados y herpes labial. Con solo masajear la zona afectada por tres o cuatro días notarás la diferencia.

El aceite de vitamina E es una de las mejores opciones, es de fácil absorción, penetra hasta las capas más profundas de la piel, dejando la piel más tersa y suave. Se encuentra disponible en las tiendas farmacéuticas. Pero si no cuentas con la opción antes mencionada, también puedes cortar la punta de la cápsula de Vitamina E, exprimir el aceite y aplicarlo directamente sobre el rostro.

Otra forma de aplicar la vitamina E en la piel es añadir el aceite de las cápsulas directamente en tus cremas hidratantes o inclusive en tu champú.

Además de aplicar la vitamina E es indispensable que esté presente en tu dieta diaria para que fortalezca el sistema inmunitario y proteja al organismo de enfermedades.

Vitamina E para la piel

La vitamina E juega un papel esencial para el mantenimiento del estado de la piel. Lo que hace, básicamente, es fortalecer el revestimiento de los capilares sanguíneos de la piel. Ayuda a reducir la inflamación a nivel celular favoreciendo el aspecto de la piel.

Asimismo, contribuye a la rápida regeneración del tejido de la epidermis (capa externa de la piel). Problemas como las estrías, cicatrices o arrugas podrían verse mejorados mediante los poderes del tocoferol.

En la actualidad, existen muchas cremas de bellezas que contienen la cantidad perfecta de vitamina E para tu piel. ¡Aprovechalas!

Vitamina E: Alimentos donde se encuentra

alimentos con vitamina E

Los alimentos que más tienen vitamina E son los vegetales verdes. También, pero en menos proporción están los alimentos altos en grasa como las semillas. Y si de mariscos y pescado hablamos, estos aportan su granito de arena.

Entre las fuentes más importantes tenemos:

  • Pescados (azules mayormente): el pez espada, la trucha, el arenque, el atún, el salmón.
  • Verduras de Hoja Verde: espinacas, kale, o acelga.
  • Frutos Secos: almendras, avellanas y nueces.
  • Legumbres: los cacahuetes, frijoles, garbanzos.
  • Aceites vegetales: el de oliva, girasol, o cártamo.
  • Cereales integrales: el trigo, la cebada o avena.
  • Frutas: el Aguacate y la papaya.
  • Semillas: las de girasol o chia.
  • Yema de huevo.
  • Leche y mantequilla.
  • Hígado.

Dosis recomendada de Vitamina E

A pesar que la vitamina E es una sustancia importante para el correcto funcionamiento del organismo, se debe tener precaución a la hora de su ingesta, sobre todo si se acude a los suplementos vitamínicos. A continuación una tabla referencial según la edad de la persona:

Edad Cantidad (mg)
0 a 6 meses 4 mg
7 a 12 meses 5 mg
1 a 3 años 6 mg
4 a 8 años 7 mg
9 a 13 años 11 mg
Adultos 15 mg
Mujeres 15 mg

El exceso de Vitamina E

El exceso de Vitamina E puede causarte la muerte. También produce un aumento de riesgo de cáncer de próstata.

El exceso de ella puede devenir en una hipervitaminosis, por ser liposoluble el organismo no tiene la capacidad de eliminarla. Entre algunos síntomas de una hipervitaminosis tenemos: hemorragias, descalcificación, daños en el sistema digestivo, problemas del corazón.

Por estos y otros efectos, es importante no te excedas con la dosis recomendada. Recuerda solo acudir a los suplementos si tu médico te lo receta. Un exceso de ella es tan perjudicial como su carencia.

¿Qué pasa cuando falta vitamina E en el cuerpo?

Es muy extraño que las personas presenten síntomas por deficiencia de Vitamina E. Entre algunos que nos puedan alertar que estamos en presencia de una carencia de Vitamina E tenemos: debilidad muscular, disposición anormal de grasa en los músculos, ruptura de las células sanguíneas.

Por lo general se presenta en personas que padecen patologías que impiden la mala  absorción de grasa como la pancreatitis, el síndrome del intestino corto y el síndrome de Bassen Kornzweig.

Tener un equilibrio vitamínico es esencial para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Por lo que no te puede faltar esta importante y beneficiosa vitamina liposoluble.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario